lunes, 30 de marzo de 2009

My blueberry nights

"Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir"
SAGAN, Françoise


Suena una canción que pertenece a la banda sonora original de la última película de Wong Kar Wai. Tal vez una relativa desilusión, tal vez por las expectativas generadas y no satisfechas totalmente, tal vez por el contenido de una historia agridulce que habla de puertas que se cierran y de nuevas combinaciones que ofrecen productos nuevos con ¿los mismos? ingredientes. De ahí que en mi siempre cuestionable juicio el veredicto sea relativa desilusión.

Tal vez, asimismo, la noticia económica del fin de semana, i.e., la aprobación por el Gobierno de un decreto-ley por el que autoriza la emisión de un aval del Tesoro de hasta 9.000 millones de euros, para que el Banco de España intervenga en Caja Castilla La Mancha y solvente sus problemas de liquidez, sea un caso más de puertas que se cierran y ventanas que se abren. Sólo tal vez. "La entidad es solvente y aportamos financiación para que lo siga siendo, hasta que se adopten otras soluciones", ha afirmado Solbes y lo cierto es que sus declaraciones no parecen clarificar el panorama.

Más allá de esta noticia, o tal vez más acá, asoma uno de los últimos temas que mis alumnos de 1º de bachillerato han estudiado: el Banco Central como la institución encargada de supervisar el sistema bancario y de regular la cantidad de dinero que hay en la economía. El Banco de España, por tanto, tiene encomendadas una serie de funciones entre las que se cuenta la supervisión del funcionamiento de las entidades de crédito y de los mercados financieros, así como promover el buen funcionamiento del sistema financiero. Noticias como la que hoy he traído a colación ponen de manifiesto el verdadero calado de esta función.

No acaban, sin embargo, en estos dos los cometidos del Banco de España. Habría que aludir también al de guardar y gestionar reservas de divisas y metales preciosos, que no se hayan transferido al BCE; poner en circulación la moneda metálica; elaborar y publicar informes y estadísticas relacionados con sus funciones; tesorería y de servicios financieros de la deuda público y asesorar al gobierno.

No ganamos el concurso del Banco de España, como preveía, pero no importa: tal vez es suficiente con apreciar la necesidad de su existencia y conocer un poco mejor su funcionamiento. Otra vez será. Ese es el mensaje de hoy. El hermoso mensaje de My blueberry nights. Tal vez.





4 comentarios:

JUAN JOSÉ MENDOZA ALVARADO dijo...

"a story of a woman who takes the long route instead of the short one to meet up with the man she loves." or ¿"the woman who eats blueberry tartas"? ¿Who Knows?

¡Animo Begoña! Me pusistes un poco tristón con "My blueberry nights". Pero hay que levantar el ánimo y... ¿quién lo sabe? como siempre bien dices: "tal vez es suficiente con apreciar la necesidad de su existencia y conocer un poco mejor su funcionamiento. Otra vez será."

Saludos y un fuerte abrazo desde las tierras del Gran Nayar.

tu amigo Juan José

Begoña dijo...

Buenas tardes, Juan José:
Creo que tengo una tendencia a mimetizarme en exceso con la temática dela que escribo. Como la película posee un cierto tono melancólico, aunque edulcaradamente esperanzador, la entrada se ha contagiado de su sabor. Pero no es el desánimo el que me ha inspirado. Intentaba una aproximación diferente a estos asuntos económicos que los medios nos regalan todos los días. Es tan agrio el discurso que a veces es necesaria una tarta de arándanos virtual para soportar su sabor. Tal vez, sólo tal vez, de paso consiga que alguno de mis alumnos se atreva con la película. Por lo demás, soy una optimista patológica: precisamente por eso no he querido regodearme en los peligro que comporta esta noticia en particular y todas las malas noticias en general.

En cualquier caso, muchísimas gracias por tu participación y por tu inquietud. Enhorabuena una vez más por tu blog, cuya dirección he incluido (con tu permiso) entre mis favoritas. Ánimo a todo el mundo a que lo visite.

Un saludo de tu amiga:
Begoña

JUAN JOSÉ MENDOZA ALVARADO dijo...

Gracias por tu optimismo Begoña, por tu creatividad y por tu profundidad de pensamiento.

Saludos.

Juan José

Anónimo dijo...

Buenas tardes, Begoña:

Como bien has dicho, el Banco de España, tiene unas funciones que cumplir. Según nos dices y nos explica el libro (con el que no siempre se explica muy bien), dice que una de las funciones del Banco de España es promover el buen funcionamiento y la estabilidad del sistema financiero.
No es que quiera ser mal pensada, pero lo primero a lo que tiendo a pensar es que parte de la crisis, reside en un mal funcionamiento de las funciones de el Banco de España.

No puedo argumentar en contra o a favor de cómo realizan las funciones, ya que la información que te puedes encontrar el día a día en Internet o en la televisión, no habla de las funciones del Banco de España.
Pero desde mi ignorante opinión( ya que el tema del que estoy hablando , es la primera vez que lo trato), espero que allá donde quiera que haya estado el “error”, aparte de solucionarlo, se acuerden de el. Porque sinceramente, creo que siendo como es hoy nuestra sociedad, desarrollado y con buenos “métodos de investigación”, no se ha podido solucionar esto antes.

No es que este en contra de los economistas, ni mucho menos; simplemente creo que antiguamente ya se dio la crisis del 29, y se tomaron medidas y conocieron las causas del como sucedió. Entonces ,¿ por que no se aplican las mismas soluciones?
Remarco que es una opinión sin fuerza, ya que soy principiante en esto.

Este es un tema que sin duda nos interesa a todos, nos guste o no la economía. De las decisiones, soluciones y acontecimientos depende en gran parte nuestro futuro.

Creo que esta entrada me ha servido para.

Saludos, Adriana.