sábado, 11 de febrero de 2012

La mirada de Ulises

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca

debes rogar que el viaje sea largo,

lleno de peripecias, lleno de experiencias.

No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,

ni la cólera del airado Posidón.

Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta

si tu pensamiento es elevado, si una exquisita

emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

Los lestrigones y los cíclopes

y el feroz Posidón no podrán encontrarte

si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,

si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,

que sean muchos los días de verano;

que te vean arribar con gozo, alegremente,

a puertos que tú antes ignorabas.

Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,

y comprar unas bellas mercancías:

madreperlas, coral, ébano, y ámbar,

y perfumes placenteros de mil clases.

Acude a muchas ciudades del Egipto

para aprender, y aprender de quienes saben.

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:

llegar allí, he aquí tu destino.

Mas no hagas con prisas tu camino;

mejor será que dure muchos años,

y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,

rico de cuanto habrás ganado en el camino.

No has de esperar que Ítaca te enriquezca:

Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

Sin ellas, jamás habrías partido;

mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.

Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,

sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.. (Kavafis)

En ocasiones, resulta difícil el regreso a Ítaca; en ocasiones, los ruegos son escuchados y en ocasiones, el viaje está plagado de peripecias y de experiencias. Personales y económicas. Y de estas últimas quiero hablar en este retorno a mi ítaca particular. Mis alumnos de 1º Bachillerato, principiantes con 3 meses de viaje, han compartido ya algunas de esas zozobras en forma de cifras macroeconómicas. Pero tal vez no convenga empañar la alegría de la vuelta con el recuerdo de lestrigones o cíclopes, sino recordar lo aprendido. De los que saben.

Argos siempre estuvo aquí.


20 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu regreso a la ruta hacia esta Ítaca es el regreso de otros muchos compañeros de viaje que, anhelando tu vuelta, habíamos compartido algunos caminos... GRACIAS!

Anónimo dijo...

Buenas noches, Begoña.

Estoy totalmente de acuerdo con Eduard Punset en el momento en que dice que hoy en día tenemos la oportunidad de elegir entre múltiples opciones sean del ámbito que sean. Pero también es cierto que no se nos ha facilitado la vida con ello porque la mayoría de las veces que adquirimos un bien pensamos ¿y qué habría pasado si hubiese escogido el otro?
Muchas de estas elecciones nos llevan a plantearnos esa pregunta la cual provoca que no nos sintamos satisfechos.

Todas estas opciones lo que también provocan es que agotan parte de nuestro tiempo, tiempo que podríamos haberlo empleado es estar con la familia y amigos ya que somos, como dice Aristóteles, animales sociales.
Por lo que se llega a la conclusión que por tener más no significa que se vaya a vivir mejor y esta frase yo creo que encaja a la perfección con el título del vídeo “Porque más es menos”.

En esta sociedad todos buscamos lo mejor, aquello que tenga la mejor calidad. Pero no siempre se consigue la misma satisfacción y estoy de acuerdo con la conclusión a la que llega Barry Schwartz porque no siempre lo mejor es lo más conveniente sino que uno debe quedar satisfecho.
Y lo mismo ocurre en las decisiones importantes como elegir una profesión porque en cuanto se escoge una opción todas las demás desaparecen y hay que ser consciente de cual es la opción más correcta.

De ahí que las personas acaban siendo maximizadoras o satisfactoras dependiendo de con cuanto se conforme uno, y los más insatisfechos suelen ser los maximizadores al arrepentirse y no quedar conformes con su elección.

Este vídeo me ha hecho ver en que nos ha convertido el marketing porque, aunque no nos demos cuenta, nos manipulan provocando que continuemos con nuestro consumo y al final, acabará creándonos una insatisfacción cada vez mayor debido a la diversidad de los productos.

Un saludo,
Beatriz Armendáriz

Anónimo dijo...

Buenos días, Begoña:

Este video de Eduard Punset, en Redes, a mi parecer, es interesante ya que nos muestra la insatisfacción que sufre el consumidor al elegir un producto entre los muchos que existen.

Desde mi punto de vista, cuando en el video hablan sobre la insatisfacción del consumidor, yo creo que esta depende de como salga el producto porque si el producto consigue satisfacer lo que el consumidor quiere al compralo, entonces no existirá ningún tipo de arrepentimiento por parte del comprador. Pero si el producto no satisface las necesidades del consumidor entonces habrá que darle la razón al video ya que ahora sí existirá un arrepentimiento,

Un saludo, Álvaro L.

Anónimo dijo...

Esta entrada del blog, me parece muy interesante ya que deja mucho en lo que pensar ya que como dice en el video sin elección no puedes ser plenamente humano, es decir, que la vida de un humano se basa en la elección, y este hecho a dado lugar a que haya explosionado la cantidad de elección.

Por otro lado, cuando se elige habría que mirar hacia delante pero en numerosas ocasiones hemos llevado acabo una elección, la cual nos parecía la más correcta y pese a ello no nos quedamos satisfechos y nos quedamos pensando en que hubiese pasado en el caso de que hubiésemos elegido otra opción.

Además, todos estaremos de acuerdo en que el hombre es un animal social pero, sin embargo, nos torturamos ya que nos damos la oportunidad de adquirir productos diversos de los cuales queremos el mejor lo que lleva a que las personas estemos continuamente eligiendo pero no pensamos en que si elegimos en un determinado momento un producto cerramos las puertas a otros.

Además de torturarnos también nos manipulamos por medio del marketing ya que es subjetivo, nos muestran las partes positivas mezclado con la subjetividad del precio. Por ejemplo: tienes la posibilidad de adquirir un producto por 100 euros y poca gente esta dispuesta a comprarlo, pero si aparece otro producto igual que el primero pero este es a un valor de 250 euros; el primer producto será mucho mas vendido a causa de que en comparación es preferible gastarse 100 euros a 250.
Esto supone que haya dos tipos de hombres los maximizadores, que creen que lo más caro es lo mejor, y los satisfactorios, que les basta con satisfacer su necesidad.

Por ultimo, una vez que se ha llevado acabo la elección y haber disfrutado de ella se puede decir que tiene lugar una fase de arrepentimiento lo cual merece la pena para futuras elecciones. Además, curiosamente, nos arrepentimos mas de las cosas que no hemos echo que de las que hemos echo.

Para finalizar, este problema de elecciones es causado porque la educación no funciona, me explico, es porque no nos enseñan a tener capacidad y criterios para elegir, sino que se basa en el aprendizaje de conocimientos de los cuales una gran cantidad de ellos no son útiles. Y como dice el video “consumo luego existo”, que es una frase modificada de Aristóteles que en su origen era “pienso luego existo”.

ALBERTO MUÑOZ

Anónimo dijo...

Buenas tardes Begoña,
Este video del programa “Redes” de Punset, me ha resultado interesante, ya que abarca aspectos de nuestra vida cotidiana, como es el hecho de elegir; tanto cosas sin vital importancia, como tomar una Coca Cola o una Pepsi; a otras de mayor importancia como realizar unos estudios u otros. Todas estas decisiones, afectan a nuestra persona.
En el video, se plantean cuestiones como si el ser humano es libre por el hecho de elegir o no. En relación, afirma que al tener esta oportunidad, las personas somos más insatisfechas, ya que miramos al pasado. Por ejemplo: tienes la opción de cursar derecho, magisterio o medicina. Elijas la que elijas, siempre te va a quedar la sensación de no haber escogido adecuadamente. Tenemos que afrontar las decisiones y aprovecharlas, ya que, es probable que no volvamos a tener dicha oportunidad.
En este fenómeno, se diferencian: los maximizadores, que nunca se sienten satisfechos , ya que una vez decidido se arrepienten; y los satisfactores, que escogen la a opción que más se adapta a su necesidad.
Nos pasamos toda la vida decidiendo, pero hay un momento que tiene que dejar de ser así. Creemos que tenemos la necesidad de poseer lo mejor, pero, ¿en realidad necesitamos esto, o algo lo suficientemente bueno, que nos haga feliz?

Zuberoa García

Anónimo dijo...

Buenas tardes:

Para comenzar este pequeño comentario quiero decir que estoy completamente a favor de lo que dicen Eduard Punset simplemente porque el echo de tener que elegir entre dos objetos ya es costoso ya que cada cosa nos aporta diferentes ventajas, y el tener que hacerlo entre otras muchas nos hace perder tiempo y el que continuamente dudemos de nuestra eleccion.

Las personas estamos basando nuestra vida en el consumo para satisfacer necesidades que estan producidas precisamente por los productores y el marketing que nos presentan y que hacen que deseemos ese producto que no necesitamos.

Todo esto me recuerda al coste de oportunidad ya que siempre que tengamos que elegir un producto debemos dejar de elegir otro y por tanto prescindir de sus ventajas, lo que hace que en ciertos casos el consumidor se sienta insatisfecho con la eleccion que a realizado y le lleve a pensar que es la equivocada.

Para concluir me gustaria hacer referencia a una frase que mencionan al final del video ¨consumo luego echisto¨ una frase de Aristóteles pero que la han usado a mi parecer con mucha intencion y dandole un sentido muy creativo y muy realista con la sociedad de hoy en dia porque... ¿quién no sale de compras?. Hemos basado nuestra vide en cierto modo en dependencia de las compras, sobre todo durante estos ultimos 10 años con el poder de elegir cada cosa que deseemos y que qeremos de ese objeto, algo que anteriormente no pasaba.
Antes eran mas felices porque no tenian esos problemas, ahora nos hemos complicado la vida aciendo elecciones por las cosas mas simples que hay y no por las que realmente importan, con el poder de elegir hemos perdido el poder de ser felices como antes,

Un salido: Iñigo Equiza

Anónimo dijo...

Buenas tardes:
Este video de Eduard Punset en Redes expone la idea del arrepentimiento tras la toma de elecciones, en concreto en lo referente a la sociedad del consumismo.
Llevamos miles de años estudiando al hombre, desde los antiguos griegos hasta los últimos filósofos más contemporáneos, llegando a la conclusión de que nos arrepentimos tras la toma de decisiones que consideramos erróneas. Nos imaginamos como habría sido el mundo si yo hubiera tomado el camino B, que si hubiera sido mejor, más fácil, factible… Pero como no podemos volver atrás en el tiempo y elegir la opción B, la miraremos con añoranza, melancolía… sentimientos que mitigan los efectos negativos de la opción (todo tiempo pasado fue mejor).
Se podría decir que esto forma parte de la naturaleza humana, el problema esta cuando lo maximizamos y lo utilizamos en pequeños objetos que no tienen importancia. El elegir entre diversos productos de un supermercado no ha de ser difícil, y menos aun las consecuencias en caso de arrepentimiento. Pero la codicia humana por buscar maneras de aumentar los beneficios encontró una mina de oro: La diferenciación. ¿Por qué tengo que diferenciar entre este esparrago navarro y este otro peruano? Al final los dos son espárragos. Aquí interviene el marketing en la diferenciación entre sus productos. Ha creado una elección donde antes no existía, o bien si existía pero la a maximizado. La diferenciación la ha de marcar el consumidor, no el oferente.
Yo prefiero A en vez de B o me son indiferentes, pero los criterios de diferenciación los marcare yo, no el fabricante que añada mas colores al envoltorio o asegure que son de una calidad superior.
Sergio. A.

Pablo Xacal dijo...

Buenas tardes:

Para el posterior comentario quiero reflejar mis postura a favor de lo dicho del señor Punset, en la sociedad de hoy en día es manipulada por la elección cotidiana en diversos aspectos de la vida por ello, vivimos en cotidiano arrepentimiento por no haber escogido otro producto.

En las elecciones cotidianas nos cuesta elegir la elección que mas se justa a nosotros, y algo nos hace infelices es mirar la elección que no elegimos y por ese motivo produce el arrepentimiento.
Vivimos en una sociedad en la que hay demasiado donde elegir lo cual aporta al que el cliente no esté satisfecho.
Y por ultimo la idea general de Barry es que la elección que dejamos pasar repercute a largo plazo, mientras las elecciones que elegimos y luego nos arrepentimos de dicha elección repercute a corto plazo.

Como conclusión el señor Eduard Punset hace reflexión que en ves de educar tecnócratas
se debe educar el corazón.

Att : Ruben Osta y Juan Pablo Loaiza

Anónimo dijo...

Buenas noches, Begoña.

Este video me parece muy interesante porque es cierto que nuestra vida esta llena de elecciones que nos afectan en mayor o menor medida pero todas ellas implican una decisión y un coste de oportunidad y solo nos acordamos de él en el momento que ya hemos adquirido un producto y hemos pensado en lo que podríamos haber hecho si hubiéramos escogido otro.

La manera de decidir y la reacción que tenemos, nos hace ser maximizadores o satisfactores y, desde mi punto de vista, todos tenemos parte de los dos porque en algunos momentos o en algunos temas somos maximizadotes y en otros somos satisfactores.

Un saludo: Saioa O.

Eloy Doña dijo...

Buenas Begoña soy Eloy Doña, yo estoy de acuerdo con el mensaje de este vídeo, ya que muchas veces vivimos frustrados, pensando en el pudo ser pero no, si habría hecho esto no habría pasado lo otro etc etc... Sinceramente, creo que vivir del pasado no nos lleva mas que a una continúa frustración, ya que siempre tendremos más opciones y al elegir unas despreciamos otras.
Otro de los mensajes del vídeo, acompañado junto con tu comentario de Ítaca, creo que es que tenemos que aprender a disfrutar de lo que hacemos y pensar en cual es el fin de nuestras acciones y procurar disfrutar y mejorar con el medio o proceso para alcanzarlas.
Respecto a lo que se comenta sobre la educación, desde mi punto de opinión también creo que crear a personas con muchos conocimientos
pero sin conocimiento humano, no sirve de nada, gracias.
salu2.

Begoña dijo...

Buenas noches a todos:
Habéis apuntando matices tan interesantes a la entrada, que creo que voy a seguir indagando en la cuestión.
Un saludo y gracias a todos por vuestras interesantes aportaciones.
Begoña

Anónimo dijo...

Buenas noches:

Uno de los mayores problemas de nuestros tiempos es que disponemos cada vez de más opciones entre las que elegir, pero de ellas pocas son las que realmente necesitamos.
Estamos rodeados de estímulos que nos incitan a comprar y a pensar que podemos llegar a necesitar algo totalmente innecesario.

Desde que empezamos a estudiar economía (a penas cinco meses) hemos tenido que tener en cuenta que la economía es la ciencia de la elección; y al elegir una cosa renunciamos automáticamente a la otra. Normalmente, salvo en algunas ocasiones, suele ser una decisión voluntaria. En cambio, siempre nos va a quedar la duda de: ¿Qué habría pasado si hubiéramos elegido la otra opción?. No debemos ceñirnos a esta serie de preguntas porque acabaremos por arrepentirnos de nuestra elección y lo peor es que no hay vuelta atrás. Debemos ser consecuentes con lo que elegimos y no frustrarnos (como nuestro compañero Eloy dice) viviendo dependientes del pasado.

En relación a la educación estoy totalmente de acuerdo porque primero, ante todo, tenemos que formarnos como personas y luego como profesionales capacitados.

Un saludo,
Irantzu Nuin.

Anónimo dijo...

Buenas tardes
Yo tambien estoy de acuerdo con este vídeo, ya que no por tener más opciones somos más libres, al contrario cuantas mas opciones tenemos mas complicacion para elegir lo que vamos a comprar. Aunque deberíamos darnos cuenta de que no todo lo que compramos lo necesitamos. Pero este solo es un punto del video porque si seguimos podemos ver que en el momento que ya hemos elegido lo que queremos comprar y lo compramos, entonces es el momento en el que nos empezamos a preguntar que hubiera pasado si en vez de eleguir lo que hemos elegido hubieramos elegido otra cosa. Y como dice el video esto nos proboca una continua insatisfaccion lo cual nos lleva a la ansiedad que empeora nuestra calidad de vida.
En mi opinion primero deberíamos mirar que es lo que verdaderamente necesitamos comprar y una vez que lo hemos comprado estar conformes y satisfechos con nuestra compra sin pensar en el cambio que habría si hubiera comprado otra cosa.
Un saludo
Vanessa Dueñas

Anónimo dijo...

Buenas noches Begoña,

El titulo del video dice mucho “Más es menos”, en la vida tenemos un océano de posibilidades en la que el ser humano no tiene tiempo para experimentar todo lo que hay y tiene una insatisfacción constante al pensar que podía haber elegido algo mejor de lo que ha elegido, eso provoca una especie de virus el cual nos agota y nos tiraniza. El ser humano por excelencia quiere sentirse libre, no hay nada más importante que eso, el ser humano cree que la libertad es elección, como dice en el video el ser humano tiene que ser autor de su propia vida si le quitas este derecho se siente desgraciado.
Nos pasamos todo el día pensando cual es la mejor opción, por ello nos quedamos muchas veces sin tiempo para estar con los demás.
En el video se da un consejo muy útil: “elegir lo más fiable”, la vida es muy corta como para estar buscando y elegir la mejor opción, hay tantas opciones que esto es imposible lo que hay que hacer es elegir el más fiable o el que cumpla tus requisitos, para que estés a gusto.
En el video también hablan del miedo que tenemos lo seres humanos por que si entramos por una puerta las demás se cierran y no queremos entrar por la puerta equivocada y no solo eso sino que una vez que tomas una opción piensas que hay una mejor y eso hace que la opción que has elegido sea peor aun.
Una de las cosas que más me han llamado la atención y en la que estoy totalmente de acuerdo es que en el colegio no nos enseñan a ser buenos ciudadanos(algo sí, pero no se centran en esta idea) ni a comprender la vida si no ha aprender fórmulas matemáticas que en un futuro a muchos solo nos servirán para olvidar
Xabier Lezaun

Begoña dijo...

Hola, Xabier:
Interesante comentario, sin duda. Me inquieta tu última reflexión porque supone un toque de atención a nuestra labor educativa. En el colegio, hemos de intentar hacer de vosotros unos buenos ciudadanos; pero ese objetivo no excluye que debamos dotaros de los recursos necesarios para ser buenos profesionales, lo cual incluye enseñaros fórmulas matemáticas que seguro os servirán (como mínimo para contribuir a la plasticidad de vuestro cerebro).
Un saludo y gracias:
Begoña

Anónimo dijo...

Como bien ha dicho el video “Vivimos en un sin fin de opciones”. Nunca sabemos que elegir. Esto nos lleva a una insatisfacción. Por ejemplo, cuando tu te levantas lo primero que piensas es ¿Que ropa me pongo?, esto para la mayoría (sin pluralizar del todo) es un problema, siempre nos viene a la cabeza la pregunta de ¿Si me hubiera puesto esto, me hubiera quedado mejor? Esto nos lleva a pensar en que algo hubiera sido mucho mejor para nosotros. Pero esos detalles tan pequeños de elección no son los que nos marcan la vida exactamente, si no que aquellos detalles mas grandes, mas importantes. Nunca nos hemos parado a pensar en que cuando eliges algo es para siempre,y no se puede volver hacia atrás, lo has elegido tu y debes seguir con esa opción. Ahí as utilizado esa “libertad” en la que los humanos tenemos para resolver cualquier problema de cualquier tipo.
Un ejemplo de la vida real, es el invento de una maquina de hacer pan ,eso llegaba a valer unos 200 euros pero para ti,eso es caro, pero lo comparas con un coche o con alguna cosa que a ti te gusta y lo que piensas es lo barato que es. Cuando ves que con esa maquina puedes ganar dinero,tu reacción es comprarla y decir que eso si que es lo suficiente bueno para ti.

Solo queda resaltar,el porque estoy de acuerdo con este tema. Mi motivo, es que me ha llegado a demostrar en que las elecciones son siempre muy importantes. Haga lo que hagas te va a afectar en tu vida tanto a bien o a mal. Pero siempre tienes que ir a lo que te gusta . No te puedes pasar la vida entera buscando algo lo suficientemente bueno, si no conformarte con aquello que cumpla tus requisitos.
Un saludo Shelvi Hernández

Begoña dijo...

Hola, Shelvi:
Me quedo con tu última frase, sólo que modificando una palabra: "no puedes pasar la vida entera buscando lo mejor, sino algo que cumpla satisfactoriamente con tus requisitos". Algo parecido defendía Aristóteles en su Ética a Nicómaco, al mantener que la deliberación tenía que parar en algún momento y dar paso a la acción.
Un saludo y gracias por tu comentario:
begoña

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

Estoy totalmente de acuerdo con mi compañera Irantzu,en que cuando elegimos algo hemos renunciado a otra cosa automaticamente.Vivimos en una sociedad que ella misma nos impulsa a estar constantemente eligiendo. Todos los seres humanos nos sentimos muchas veces insatifechos con nuestras elecciones, ya que en ocasiones nos decimos: " tuve que elegir lo otro, hubiera sido mucho mejor".
Creo que muchos de nosotros no nos paramos a pensar en lo que realmente nos llena satisfactoriamente.Sinceramente tenemos que dejarnos llevar un poco por nuestra propia libertad, y disfrutar hasta alcanzar todas nuestras necesidades o sueños que nos persiguen.

Un saludo,Natalia

Anónimo dijo...

Hola Begoña, estoy totalmente de acuerdo con la idea del vídeo. Nos encontramos en una sociedad en la que consumir es lo importante. Creemos que por tener más opciones entre las que elegir somos más libres y más felices,pero esto en realidad nos esclaviza porque nos pasamos mucho tiempo pensando en esas opciones y le restamos ese tiempo a cosas más importantes. Por ejemplo, nuestros abuelos vivían de formas más austera y por tanto de una manera “menos libre” pero más sencilla ya que no tenían tanto entre lo que elegir.

El vídeo tiene razón porque todos nos damos cuenta de que consumimos mucho, pero no paramos de hacerlo. Al vernos rodeados de tantas posibilidades es casi inevitable no consumir.

Respecto a ser máximizador o satisfactor, ser maximizador no es bueno porque una persona que lo es se obsesiona con la perfección y un satisfactor , en cambio, se conforma con algo bueno, tiene capacidad de adaptación.

En resumen, pienso que frente a una sociedad de consumo no podemos dejarnos llevar por nuestros caprichos y deberíamos ser más satisfactores.

Un saludo,
Garbiñe Yoldi

mikel angulo dijo...

Hola de nuevo Begoña;
Este vídeo nos explica que las personas compramos productos incluso que nos nos satisfacen . Sin embargo luego te tratas de convencer para que no te sientas mal por lo que te has gastado.
Además a la hora de comprar somos muy inconformistas porque cada vez queremos más y más y la satisfacción nuestra parece lejana.
No obstante varias reacciones de algunos consumidores es de hacer reventa para ganar algo de beneficio y conseguir una satisfacción parcial.
En resumen vivimos en una sociedad donde es muy difícil controlar tus impulsos a la hora de comprar pero hay que comprar siempre con cabeza en función de las necesidades que tengos. Aplicando la teoría de Maslow.
Un saludo